lunes, 18 de octubre de 2010

Los niños (Mar Benegas, "niña pluma, niña nadie")

los niños
son lanzados con el puño cerrado
se estrellan contra las paredes,
y limpian la sangre

los niños
con bracitos de alambre
desgranan la tierra,
lombrices ciegas que braman por dentro

los niños
saltan por los aires
celebran así, con regocijo
que besaron una mina

los niños
ofrecen su sexo pequeño
como un juguete
son generosos,
sólo piden a cambio unas monedas

los niños:
los niños
no
existen

2 comentarios:

Rossana dijo...

Leo tu poema y la verdad, corro escaleras abajo para abrazar/besar a mis niños.
Que existan como tales, depende de nosostros los llamados "adultos"

Quiero decir que no perderé el camino hacia tu casa...
Tu poesía me dejó una sensación de dolor.

UN BESO
Rossana

Rebeca Álvarez Casal del Rey dijo...

Rossana, muchas gracias por tu comentario. Este poema es muy duro (y muy bueno) pero "Niña pluma, niña nadie" acaba dejando un poso de esperanza.
Un abrazo.